Educar a tu cachorro.

   

cacorro comiendoTodos los perros, descienden del lobo, están estrechamente emparentados con él, es decir comparten su genética en un gran porcentaje, no obstante hay que decir que cualquier perro de los que habitan en la tierra hoy día se comporta de una forma más compleja que un lobo. Darwin decía que la evolución avanzaba siempre de lo más simple a lo más complejo, cada nueva especie estaba más desarrollada que aquella a la que reemplazaba.

Con esta introducción, quiero precisar que el cachorro, de perro, que tenéis en casa, no es ni más ni menos, que una especie de "Canis", el Canis Familiaris que desciende de otra... el Canis Lupus y que por mucho que queramos, nunca será, ni pensará, ni tendrá sentimientos de persona, sino de perro con un alto componente genético de lobo. Es decir, para acercarnos al pensamiento de nuestro perro, nos será más fácil si nos centramos en la especie que es o de la que procede. No debemos humanizar al cachorro y creer que piensa, siente o actúa como lo hace una persona. A partir de ahí, estableceremos una relación correcta y sana con nuestro nuevo compañero, el perro.

 

La relación que mantenemos en la actualidad con el perro es de mutualismo o beneficio mutuo....siempre fue así. Si nos detenemos a analizar la relación con nuestros perros, podremos observar que ésta nos reporta algún tipo de beneficio: nos ayuda en determinadas tareas, como la guarda y defensa del territorio, la caza, arrastre de trineos o simplemente hacernos compañía...etc... El perro a su vez, también se beneficia de tenernos de compañero de viaje, obteniendo acceso seguro a los recursos para sobrevivir o procrear tranquilamente sin que su vida peligre por la competencia en estos menesteres...etc.

 

Pues bien, del perro de compañía y más concretamente, de la llegada de un cachorro a nuestra casa es en lo que voy a profundizar en este artículo. Con la introducción que os he expuesto pretendo que os deis cuenta que un cachorro es muy tierno y se da muy fácilmente a una humanización excesiva, a la sobreprotección...etc ...pero más adelante dejará de ser cachorro, convirtiéndose en un pariente cercano del lobo, que probablemente mostrará los efectos de esa humanización en su etapa infantil, dando lugar en muchos casos a múltiples problemas de comportamiento.

 

Establecer un espacio "íntimo" adecuado.

 

Para que el perro identifique el que va a ser su sitio dentro del nuevo hogar hay que llevarlo al que va a ser "su espacio íntimo" dentro de la casa, enseñarle su cama, el recipiente de agua, el de comida ... y dejarlo ahí al principio durante periodos cortos, que aumentaremos progresivamente. Quizás empiece a llorar o a ladrar suplicando que estemos con él y lo saquemos de ahí,...!jamás! deberemos hacerlo mientras mantenga esta actitud, si lo hacemos, sin darnos cuenta le habremos enseñado que llorando le abrimos o le prestamos atención. Los animales y el perro entre ellos aprenden por asociaciones, el perro en este caso asocia que llorando se le hace caso, así que, cada vez que quiera salir llorará y ladrará para conseguirlo.

 

Para que esté más relajado en su nuevo "cubil", una buena opción es una cuna de perro en la que le pondremos un trapito o manta nuestra que mantenga nuestro olor, así el perro irá identificándonos como su nueva familia. Se sentirá más tranquilo al igual que si estuviera con su madre, que le arroparía con su cuerpo; si no le ponemos ni siquiera un trapito, estará más inquieto y buscará un nuevo lugar donde sentirse seguro.

 

Si le compramos o le construimos nosotros una caseta, tendremos en cuenta el tamaño que tendrá el perro cuando sea adulto, pero no la haremos demasiado amplia ya que entonces no estará cómodo. El perro si estuviera en estado salvaje, para sentirse cómodo dentro de un cubil, necesita que no sea demasiado amplio, necesita sentirse arropado y son de su preferencia las entradas ajustadas a su tamaño, ya que así pueden defenderse de la competencia o los depredadores con mayor facilidad. Aunque nuestro perro no vive en estado salvaje, sigue teniendo este tipo de preferencias, no lo puede evitar, así que si le podemos proporcionar algo parecido todo será más fácil para él...

 

Una correa y un collar, para ir acostumbrándolo a salir a pasear con correa.

Juguetes: He de decir que no me suele gustar dejarles juguetes a los perros porque al final lo único que suelen hacer es terminar rompiéndolos, soy más partidario de jugar yo con ellos durante un rato (fortalezco nuestra relación) y luego guardarlos o en todo caso dejarle durante un rato algún tipo de juguete interactivo para perro. Si aún así optamos por dejarles permanentemente juguetes a su disposición es aconsejable que no sean de trapo. Si el perro, de cachorro muerde ositos de peluche, más adelante podría romper otros enseres de la casa de materiales similares.

Un entorno seguro, es decir, quitaremos de en medio objetos que puedan ser peligrosos, ya que si el cachorro los coge para jugar y los mordisquea, romperá alguna pieza y al final se la puede tragar, electrocutarse..etc.

Es aconsejable poner protección para impedirle el paso a zonas de riesgo como la zona de la piscina.

 

Debe conocer su territorio. Debemos dejarlo que husmee de forma controlada y si detectamos que tiene ganas de orinar o defecar hay que llevarlo al lugar que queremos que deposite o sacarlo a la calle.

 

 

Debemos establecer un nombre, para que se identifique con él y podamos captar su atención, debe ser corto y que suene claro para que lo recuerde con facilidad.

El juego: en principio podemos optar por jugar en casa, en un ambiente de confianza. Procuraremos no estar en posición erguida, es mejor estar sentado o tumbado en el suelo.

 

Reglas elementales en el juego con nuestro perro:

 

El dueño del perro determinará el comienzo y final de juego

El dueño del perro, establecerá las reglas del juego.

El perro no debe morder fuerte nunca.

No puede llegar a gruñir hasta el punto de entrar en defensa.

De vez en cuando, los perros especialmente, los cachorros, muerden sobretodo la mano. En estos casos, hay que controlar decididamente e inhibir la mordedura.

 

Su educación, ¿Por qué tenemos que adiestrar a nuestros perros?

Adiestrar a nuestros perros es como escolarizar a nuestros hijos una obligación que tenemos, es decir, el perro ha de estar educado porque vivimos en sociedad, con normas que tenemos que cumplir. Al igual que no podemos salir a la calle con una pistola dando tiros, no podemos ir con un perro salvaje, que pueda tirar a alguien, morder...etc... Un perro que no hace caso a su dueño puede resultar igual de peligroso que un arma.

Hay que hacer un inciso, para poder distinguir lo que es adiestrar y lo que es educar. Parecen lo mismo, pero no es así, aunque ambos están encaminados a mejorar el comportamiento de nuestro perro.

 

Adiestramiento es un proceso por el cual canalizamos las capacidades innatas del perro para la consecución de un objetivo más o menos complejo. Es más estricto en la precisión de la ejecución de los ejercicios.

Educación es implantar en la mente de nuestro perro una serie de parámetro de conducta amplios y de ejecución poco precisa, pero necesaria. Cuando educamos, se es más permisivo con el perro.

 

Ejemplo:

Adiestrando a un perro: Si queremos que se tumbe, le diremos SUELO! y se ha de tumbar sin dar vueltas o dudar.

Educado, se le dice para que se tumbe échate!.... y el perrillo, da una vuelta o dos, se lo piensa y se tumba. Ha realizado el ejercicio de tumbarse, pero con menos precisión.

Para educar a un cachorro es necesario comprenderlo, "no hay que castigarlo", no razona tan rápidamente como nosotros, con hacerle entender las cosas es suficiente y esto se logra repitiendo la orden de la misma forma, con la misma palabra y el mismo gesto...en cada entrenamiento. No es necesario hacer un discurso, con pocas palabras es suficiente. Lo más importantes es tener MUCHA PACIENCIA, dedicación y constancia.

Estas son algunas de las reglas básicas, al comenzar el entrenamiento:

- la voz debe ser suave y agradable a la hora de premiarlo.

- Las clases cortitas, entre unos 5 a 20 minutos. Dejaremos un intervalo de tiempo entre clases (horas o incluso días).

- Los premios han de ser contingentes con la respuesta, si se demora el premio le costará asociar que lo estamos premiando por realizar esa conducta.

- Recordad que el perro es un animal que aprende por asociaciones, así que lo que a nosotros nos parece una gracia cuando es cachorro, puede ser un desastre cuando sea más mayor. En este sentido, si por ejemplo de cachorro lo dejamos algunas veces que se suba al sillón sin regañarlo, y más adelante pretendemos que no lo haga, él lo intentará insistentemente durante mucho tiempo. Es decir, cuando hace algo y le gusta, le va bien, y nosotros lo hemos aprobado aunque sólo haya sido ocasionalmente, él lo repetirá, porque sabe que en ocasiones esa conducta se ha permitido e incluso premiado. Recordad que las conductas con éxito tienden a repetirse y las conductas que fracasan se extinguen.

 

Nunca pegaremos al cachorro (seremos pacientes) los perros, aprenden día a día, dependiendo del tiempo dedicado y la constancia en el entrenamiento. Con paciencia....dedicaremos un ratito todos los días e irá aprendiendo fácilmente. Si utilizamos el castigo de forma inadecuada para enseñar a un cachorro, puede mostrarse miedoso con nosotros.

 

Cuando desobedezca, rompa cosas, etc.. le diremos un NO(imperativo) alzando el tono de voz y finalizaremos la conducta indeseada.

Cuando obedezca lo premiaremos con Alabanzas, Caricias, Comida, juego... etc

 

Para determinar el carácter que tendrá nuestro cachorro cuando sea adulto, existen una serie de pruebas como el Test de Campbell, aunque ninguna de ellas la consideraremos infalible, porque influirá y mucho el aprendizaje y las experiencias vividas en su desarrollo. Si el cachorro, vive en un entorno con mucho ruido tendremos un perro más nervioso de lo normal, por el contrario si respetamos sus horas de dormir, si mantenemos armonía en casa, el perro estará más tranquilo. En este periodo de su vida necesitan comer, jugar, dormir y mucho cariño, pero recordad....sin humanizar!!

 

Un Cordial Saludo...

César Guzmán
Eva Dengra

   

 

 

Los mas valorados.

Cesar Guzmán

La buena educación del cachorro.

Muchos propietarios de perros en España tienen la falsa creencia de que no se puede hacer nada en cuanto a la educación de su cachorrito recién adquirido hasta que tenga un buen montón de meses a sus espaldas, no se puede estar más equivocado,... pues un cachorro de apenas dos meses de edad está aún en ...

Leer mas

Cesar Guzmán

Mitos y leyendas del mundo canino.

"Los Doberman se vuelven locos..."

Esta es una de las leyendas urbanas que han tenido mayor difusión en el mundo y ... siendo como es una gran falacia sin fundamento alguno ¿como es posible que haya calado hasta tal punto?. Pues bien...

Leer mas